Probióticos

Hoy quiero hablar sobre los probióticos. Porque probablemente hayas oído hablar ellos últimamente o incluso si has pasado una diarrea o tomado antibiótico puede que te los hayan recomendado, sin tú saber muy bien lo que eran.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que si se ingieren en la cantidad adecuada producen beneficios en nuestro organismo. Es decir, como explico yo aquí en la farmacia, en nuestro cuerpo tenemos muchas bacterias, buenas y malas, pues los probióticos son un aporte de estas bacterias buenas.

¿Para qué se usan los probióticos?

Se usan para restaurar la flora (la flora es como se llama al grupo de bacterias que vive en cada parte de nuestro cuerpo). Los más utilizados van dirigidos a la flora intestinal, pero también existen para la flora vaginal, urinaria y mamaria. Al reforzar la flora, consiguen una mayor protección hacia bacterias externas y dañinas, incrementando las defensas propias.

En el caso de los probióticos intestinales, pueden mejorar y prevenir los trastornos digestivos, como estreñimiento, diarrea, gases,… e incluso alergias alimentarias y los síntomas de enfermedades inflamatorias. Los vaginales se usan para prevenir y mejorar ciertas infecciones vaginales. Los urinarios se están empezando a utilizar en cistitis. Y los mamarios (actualmente solo existe una marca en el mercado español) se usan para prevenir y tratar mastitis.

¿Qué características han de cumplir los probióticos?

Para que un microorganismo pueda ser considerado un probiótico debe cumplir unas especificaciones:

  • Ser seguro.
  • Estar vivo y llegar vivo al órgano donde tiene que actuar.
  • Permanecer estable durante su vida útil.
  • Contener la cantidad adecuada de cepas para producir el efecto beneficioso demostrado.
  • Tener estudios de eficacia en seres humanos.
  • Estar en una formulación adecuada que no disminuya su efecto.
  • Tener un etiquetado correcto.

Bajo mi opinión personal, la toma de probióticos para tratar y para prevenir es algo muy positivo. Está demostrado científicamente  el papel de muchas cepas de ellos, por ejemplo en la diarrea asociada a antibióticos, en la mastitis, en las infecciones recidivantes vaginales, en el cólico del lactante, etc. Seguiremos escribiendo sobre este tema, porque es muy amplio y muy interesante para mejorar nuestra salud.  ¡Esperamos que os guste!

Algunos probióticos que trabajamos en la farmacia de Av/ Reina Victoria 44
Algunos probióticos que trabajamos en la farmacia de Av/ Reina Victoria 44

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *