¿Cómo bajar el colesterol?

En la farmacia Reina Victoria seguimos en la semana del colesterol. Si ya habéis ido a medirlo y os han salido valores un poco altos (valores recomendados en la entrada anterior), no os preocupéis, ¡tiene solución! Podemos hacer pequeños cambios en nuestra vida para reducir el colesterol:

  1. Seguir una alimentación sana y rica en alimentos con «grasas buenas». Nuestra dieta debe basarse en las frutas y verduras y cereales integrales (pan, pasta, arroz y otros). Además semanalmente hay que comer legumbres (cocinadas con legumbres y sin carnes o embutidos grasos), 2 o 3 raciones de pescado azul (salmón, sardinas, atún,…) y frutos secos crudos (nueces, almendras,…¡pero no fritos, ojo!) También es muy importante cambiar los aceites y mantequilla por aceite de oliva virgen. El aceite y frutos secos, aunque sanos y útiles para bajar el colesterol, son muy calóricos, por lo que hay que tomarlos con moderación.
  2. Reducir las «grasas malas»: esto es reducir las grasas animales e intentar evitar los alimentos que lleven en su composición aceite de coco y de palma. Para ello se deben cambiar los lácteos enteros por desnatados o semidesnatados (sobre todo cuidado con los quesos, que son los lácteos más grasos), y las carnes grasas por otras magras como el pollo. También hay que disminuir o eliminar los embutidos grasos, ciertos mariscos, los fritos precocinados y la bollería industrial.
  3. Cambiar la forma de cocinar: y usar principalmente el horno, la plancha, la parrilla, el microondas y la cocina al vapor.
  4. Dejar de fumar y reducir la ingesta de alcohol y bebidas azucaradas.
  5. Hacer ejercicio: El ejercicio debe ser aeróbico, es decir que tira de la respiración y no de la fuerza; y debe practicarse al menos 3 días a la semana. Lo ideal es realizar algo de ejercicio todos los días durante más de media hora: con un paseo y subir algún tramo de escaleras este es un objetivo fácil de cumplir.
  6. Bajar de peso si se tiene sobrepeso.
  7. Reducir el estrés: se sabe que la ansiedad y el estrés provocan la liberación de colesterol y su aumento en sangre, así que este punto es también muy importante.
  8. Tomar algún complemento alimenticio que ayude a reducir el colesterol: esta medida debe ser la última y tras intentar cambiar las anteriores. Se usan:
  • Complementos ricos en ácidos grasos omega 3.
  • Complementos ricos en esteroles, que impiden la absorción intestinal del colesterol.
  • Complementos que mejoran la circulación.
  • Complementos descongestionaste del hígado, que ayudan en la metabolización y por tanto reducción, de las grasas.
  • Complementos ricos en antioxidantes, que luchan contra el depósito del colesterol.
  • Suplementos de fibra, para la eliminación del colesterol.

Estos complementos se deben consumir siempre tras la consulta a tu médico y a tu farmacéutico, ya que pueden tener interacciones con algún medicamento que se tome o no elegir el más adecuado.

Si quieres saber porque comprar estos complementos alimenticios, principalmente fitoterapia, en una farmacia, compruébalo en este enlace:

http://www.arkocapsulas.com/plantas-medicinales-en-la-farmacia/

Desde la farmacia Reina Victoria te animamos a aplicar estas medidas y a que nos preguntes las dudas que tengas.

Pronto publicaremos recetas fáciles y sanas que ayudan a cuidar el corazón.

Si quieres imprimir información de la fundación americana del corazón, pulsa aquí:

https://www.heart.org/idc/groups/heart-public/@wcm/@hcm/documents/downloadable/ucm_316250.pdf

 

cuida tu colesterol
cuida tu colesterol con la farmacia Reina Victoria

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *